cuánto vale mi empresa

¿Cuánto vale mi empresa?

¿Cuánto vale mi empresa? Cuando una persona inicia un proyecto conjuntamente con otro profesional, normalmente, no lo hace para vender dicho proyecto en un futuro, sino para cumplir un sueño. Es más, normalmente se pretende que sea para siempre o al menos, por mucho tiempo.

Sin embargo, la vida personal y profesional de los socios de una empresa puede cambiar por mil razones. Ya sea por incapacidad o por un mal ambiente en el trabajo, llegado un momento podría surgir la idea de vender la empresa. Pero ¿Cómo estipular su valor? ¿Cuánto vale mi empresa? y sobre todo, ¿Cómo lo calculo? 

Esta es una decisión difícil ya que hay cosas que no se van a tener en cuenta a la hora de calcular cuánto vale mi empresa. Cosas como el factor emocional. Es decir, el cariño, las horas invertidas o el amor a tu empresa no se valorarán.

¿Cómo llego entonces a un precio justo? No hay una sola respuesta. Hay distintas opciones para calcular el valor monetario de una empresa y hoy te las contamos:

Criterio de Hacienda

El criterio de Hacienda consiste simplemente en que Hacienda toma como precio de venta mínimo el valor más alto entre:

  • Valor neto contable, que es normalmente el Capital social + reservas
  • Multiplicar por cinco la media de los resultados de los tres últimos años.

Sentido común

La idea en pocas palabras sería:  Bienes – deudas.

Pero vamos a desgranarlo un poco.

  • Bienes: Esta formado por edificios y otros bienes inmuebles (calculados por la tasación), maquinaria e instalaciones y las inversiones financieras, valoradas a valor de mercado, las existencias, los clientes y la tesorería.  El valor de los bienes Intangibles (patentes y marcas) es igual a 0€, salvo que sea relevante y genere ingresos por sí solos.
  • Deudas: Es la suma de las deudas bancarias, préstamos participativos, préstamos de los socios, los leasings, las líneas de crédito y los pagos pendientes a los proveedores.

Generación de ingresos a futuro

Esta es una valoración más subjetiva, pero está bien para tener un precio alto sobre el que trabajar.

La fórmula es la siguiente: 5 x EBITDA – Deuda

Siendo:

  • EBITDA= Beneficio + Impuestos + Amortizaciones +Resultado financiero.
  • Deuda (suma de las deudas bancarias, préstamos participativos, préstamos de los socios, los leasings y las líneas de crédito)

Método de descuento de flujos

Este método esta basado en la capacidad de la empresa para generar riqueza. El resultado de cuánto vale nuestra empresa sería igual a la suma de los flujos de caja proyectados y el valor residual.

Método de múltiplos de EBITDA

Por último, y no menos importante, nos encontramos con el Método de múltiplos de EBITDA.

Recordamos que EBITDA es un indicador financiero, acrónimo del inglés earnings before interest, taxes, depreciation, and amortization. Es decir, el beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros.

Para el mercado, es la tendencia de valoración de las empresas aunque realmente es justo lo contrario, ya que no es muy correcto desde el punto de vista financiero.

Este método se considera una primera aproximación al valor de la empresa. Para calcular cuánto vale tu empresa mediante este método, hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Seleccionar varias empresas que se hayan vendido y que sean comparables (con características comparables como la estructura, facturación, beneficios, la dependencia de clientes y proveedores etc.)
  2. Calcular la media de los múltiplos de EBITDA obtenidas en las operaciones pasadas. (como podría ser 5, 6 o 12 veces EBITDA)
  3. Aplicar dichos múltiplos a nuestra empresa.
  4. Cálculo de un rango de valor.

Todos los métodos que aquí se exponen son para que se pueda llegar a calcular el valor aproximado del negocio y poder enfrentarse a una buena negociación con unos criterios establecidos.

Dependiendo de la situación de la empresa será más útil elegir uno u otro método.

Espero te sea de utilidad, no obstante, cualquier duda será bien recibida. ¡Escríbenos y la resolveremos!

Compartir esto: