como acreditar cese por actividad

Cómo acreditar la situación legal de cese de actividad de un autónomo

La prestación por cese de actividad no se puede pedir si el autónomo pone fin a su actividad de forma voluntaria. La situación legal de cese de actividad se da en los siguientes casos:

 

Para trabajador autónomo


  • En el caso que se den motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos, que impliquen la inviabilidad de seguir con la actividad, esto es: 
  1. Cuando se tengan unas pérdidas en la actividad superiores al 30% en un año completo.
  2. Si las pérdidas en la actividad son superiores al 20% en dos años completos y consecutivos. No se tendrán en cuenta los resultados de la actividad durante el primero año del negocio.
  3. Cuando existen ejecuciones judiciales para recobrar deudas reconocidas por los Órganos Judiciales. La suma debe implicar el 40% de los ingresos del año anterior.
  4. Al estar declarado el concurso, que impida continuar la actividad.
  5. Si se tiene un local abierto al público, tendrá que estar cerrado mientras se recibe la prestación.
  • Cuando se de fuerza mayor, que motive un cese temporal o definitivo del negocio.

La fuerza mayor tiene que ser declarada por la Administración y se tendrá que aportar además una declaración jurada del cese temporal o definitivo de la actividad, donde conste la fecha de la producción de los hechos que motivan la fuerza mayor.

Link para descargar declaración jurada aquí

  • Cuando el autónomo pierda la licencia administrativa imprescindible para llevar a cabo la actividad.

Esta pérdida no podrá ser por culpa del autónomo:  por incumplimientos, infracciones, faltas o delitos ….

  • Si la trabajadora autónoma tiene que cesar temporalmente o definitiva el negocio por ser víctima de violencia de género.  

La condición de víctima de género se demostrará con la orden de protección o informe del Ministerio Fiscal, y una declaración de haber parado o interrumpido la actividad.

  • Cuando hay divorcio del trabajador autónomo colaborador del negocio del excónyuge, y por este motivo deja de trabajar.

Se tiene que aportar la sentencia judicial de divorcio o separación, y la documentación que acredite que se ha dejado la actividad que se desarrollaba anteriormente.

 

Para trabajador autónomo económicamente dependiente (TRADE)


En el caso de los TRADE se produce la situación de cese de actividad cuando finaliza el contrato con el cliente del que dependen económicamente:

  • Si el contrato se finaliza tanto por acabar la duración del mismo como por concluir la obra o servicio.

Se tendrá que aportar la documentación que demuestre esta finalización del contrato

  • Cuando el cliente incumpla gravemente el contrato. En este caso será necesario acreditar debidamente el incumplimiento.

Para demostrar este incumplimiento es necesaria el acta de la conciliación previa o la resolución judicial donde se resuelva ese incumplimiento.

  • Cuando el cliente rompe el contrato por causa justificada o injustificada.
  1. Si la causa es justificada: se demostrará con la comunicación del cliente o con la petición de esa comunicación
  2. En el caso que sea injustificada: con la comunicación del cliente en la que tiene que constar la indemnización pagada, con el acta de conciliación o con la resolución judicial que resuelva la reclamación hecha por el autónomo dependiente. Si no hay comunicación por escrito, con la petición de esa comunicación, si el cliente no emite la comunicación en 10 días.
  • Cuando no se pueda continuar la actividad por muerte, incapacidad o jubilación del cliente.

Esta situación es demostrable con el certificado de defunción del Registro Civil o resolución de reconocimiento de la incapacidad o jubilación.

  • Se podrá pedir la prestación también en los casos previstos para los trabajadores autónomos arriba indicados

No se considera situación legal de cese de actividad cuando el Autónomo Dependiente interrumpe o para voluntariamente su actividad. Excepción: que ello se deba a un incumplimiento grave del cliente para el que trabaja.

 

NOTA: Se pierde la situación legal de cese de actividad cuando se es Autónomo Dependiente y se vuelve a firmar un contrato con el mismo cliente en el año siguiente al cese de la actividad. En este caso, se tendrá que devolver la prestación recibida.

 

Compartir esto: