baja de autónomo en vacaciones

¿Es buena idea darse de baja de autónomo para coger vacaciones?

Muchos son los autónomos que en los meses de julio y agosto piensan en cogerse unos días de vacaciones. El ritmo de trabajo es menor. No obstante, muchos autónomos no pueden delegar su trabajo en ninguna otra persona. Esto es bien porque no tienen trabajadores a su cargo bien porque esos trabajadores están en periodo de vacaciones. Es por ello que uno de los inconvenientes que se encuentra el autónomo es que, además de no trabajar y paralizar su facturación, se siguen manteniendo ciertos  gastos como es la cuota de autónomo.

Por esto, motivados por el hecho de ahorrar, muchos empresarios se plantean si es buena idea darse de baja de autónomo durante ese periodo  de vacaciones y así no tener que pagar la cuota de autónomo. En primera instancia puede parecer una buena idea, pero para saber si compensa o no, se deben de tener en cuenta múltiples factores.

Factores a tener en cuenta antes de darse de baja de autónomo en periodos vacacionales


  1. Ahorro de la cuota de autónomo.
  2. Gastos que persisten en el tiempo: alquiler de oficina, teléfono móvil, Internet, etc. ¡OJO! No podrás deducirte el IVA de estas facturas ni los gastos.
  3. Si te estás beneficiando de la tarifa plana, debes tener en cuenta que cuando retomes tu actividad, los meses de inactividad te habrán seguido contando como meses de derecho a tarifa plana.
  4. Las cuotas de autónomo no se fraccionan. Si solo te vas a coger 7 o 15 días de vacaciones no puedes darte de baja solo esos días. Para realizar la baja, ésta debe realizarse en meses naturales, ya que estas cuotas no se fraccionan. Es decir, durante uno o varios meses completos.
  5. Te afectará en tu jubilación. A la hora de calcular lo cotizado, estos meses de descanso se tienen en cuenta para el cómputo anual pero sumando cero. Por ello, para aquellos autónomos en una franja de edad cercana a la jubilación, los periodos sin cotizaciones podrían provocar trastornos en su pensión de jubilación.
  6. Perderás las bonificaciones. Es una de los peores perjuicios de todos. Si te beneficias de alguna bonificación en tu cuota de autónomo ésta la perderás al tramitar tu baja. Aunque vuelvas a gestionar tu alta dentro de los meses de la bonificación, no podrás disfrutar ya de ella.
  7. Bajas laborales en riesgo. Para poder cobrar el subsidio por enfermedad común, es necesario haber realizado aportaciones a la Seguridad Social, al menos, 180 días en los 5 años anteriores a la solicitud. En caso de haberse dado de baja, este subsidio puede verse en riesgo.

 

En conclusión, bajo nuestro entendimiento y de forma general, no vemos rentable la baja de autónomo para coger vacaciones.

Este tipo de bajas estacionales es más habitual en sectores como la hostelería. Por ejemplo, un hostelero de playa. Durante cuatro o cinco meses trabaja bien pero el resto del año no gana lo suficiente para cubrir gastos.

Por ello, es necesario hacer primeramente una estimación de lo que se puede ganar y perder para tomar una decisión.

Compartir esto: